tarot presencial en barcelona

El tratamiento silencioso de los depredadores emocionales.

Tarot Luz Divina - Tarot telefónico
tarot telefonico sin gabinete

El abuso emocional se puede manifestar de muchas maneras diferentes y muchas de ellas son invisibles, sin embargo dejan cicatrices en las víctimas que pueden perdurar mucho tiempo. Pues bien, el tratamiento silencioso o ley del hielo es una técnica de abuso narcisista que forma parte de la etapa de la devaluación que la víctima sufrirá con su depredador emocional.

El tratamiento silencioso es una técnica pasivo-agresiva de manipulación que utilizan los depredadores emocionales para castigarnos, dañarnos y hacer que vayamos tras ellos pidiendo una explicación lógica ya que no entenderemos el motivo de dicho castigo y es que seguramente, no habrá un motivo. Con el tratamiento silencioso, las personas tóxicas cortan toda comunicación, hacen el vacío a la víctima y toman con ella una actitud fría, distante, hostil y actúan como si la víctima no estuviera allí, la ignoran por completo. Esta técnica de manipulación tiene un efecto devastador sobre la víctima, la dejará totalmente confundida, se sentirá abandonada y con ello, el depredador conseguirá cambiar totalmente el carácter de su víctima. Cuando el depredador emocional te aplica esta técnica de manipulación, debes saber que te ignorará y se alejará totalmente de ti, sin darte explicaciones ni motivos. Tampoco te dirá donde está, quiere que sufras y que no puedas contactarle, de esto trata justamente este juego perverso que tanto les gusta a los psicópatas, sociópatas y narcisistas, ya que gastando muy poca energía, generan un gran dolor a la víctima, obteniendo así una alta cantidad de suplemento narcisista.

Este comportamiento hace realmente mucho daño a la víctima del vampiro energético, porque ella no puede entender que es lo que está sucediendo realmente, dejando así una gran herida emocional en ella.

Debemos saber que cuando presenciamos un tratamiento silencioso, es un gran indicador de que nos encontramos frente a una persona realmente muy tóxica, este comportamiento nos revela una gran falta de empatía y de moralidad.

¿Porque las personas tóxicas utilizan el tratamiento silencioso o la ley del hielo?

Detrás de esta técnica abusiva del silencio tóxico de un psicópata, sociópata, narcisista o cualquier persona tóxica, se esconde una gran ansia de control, de poder y de querer demostrar a la víctima, que él es superior a ella, que él es quien manda, que es él quien tiene el poder sobre la relación y sobre la víctima y a la vez, quiere hacerle sentir que es insignificante para él y que puede vivir sin ella sin problemas.

El tratamiento silencioso puede ser una respuesta que da el depredador emocional a su víctima, cuando éste se ha sentido quizás criticado durante una conversación que hubo entre ellos dos y sin que la víctima se diera cuenta, su depredador emocional se sintió criticado por algún comentario que hizo ésta, pero ella no lo sabe, porque este juego perverso se trata justamente, en no explicar a la víctima, que es lo que ha sucedido porque el depredador quiere que ella misma saque sus propias conclusiones y acabe culpándose del silencio del depredador, sintiendo que ella no vale nada. Esto es lo que hay detrás de este juego perverso.

El vampiro energético aplica esta táctica de control sobre su víctima deliberadamente, no es una casualidad ni una característica del carácter de la persona, es una técnica maligna que se utiliza para menospreciar al otro, para dominar y controlar, es un abuso en toda regla. Cuando dos personas sanas se enfadan o se molestan pueden hablar y quizás en el primer momento deciden dejar pasar unos días porque una de ellas está dolida o demasiado alterada, pero esto también se habla, entonces se dejan pasar unos día y luego se habla tomando las decisiones pertinentes sobre lo hablado y siempre se hará de una manera sana y armónica, en cambio, sabremos que estamos frente a un sociópata, psicópata o narcisista porque pudiéndolo hacer bien, ellos siempre deciden hacerlo mal para generar el máximo daño y destrucción hacia su víctima.

El tratamiento silencioso es un abuso, no está justificado de ninguna manera, dejar de hablar a una persona, tratarla como si fuera una cosa y como si no existiera sin explicarle que es lo que ha sucedido, es un maltrato psicológico y es un abuso en toda regla, pues debemos pensar que las personas humanas hemos nacido con la necesidad de sentir cariño y respeto, si ésto se nos niega de una persona con la hemos tenido un vínculo afectivo, sea el que sea, nuestra autoestima queda totalmente resentida, nos deja en una situación en la que sentimos indefensión, ansiedad, angustias, problemas para dormir, falta de control, etc y es por esto que este silencio despreciativo hace tanto daño a su víctima. Que te ignoren es totalmente devastador, de hecho cuando yo estudiaba el profesor de lenguas nos hizo una reflexión en la que nos explicaba que la peor respuesta que le puedas dar a una persona es un silencio, el silencio es una respuesta abierta en la que todas las respuestas pueden ser válidas y por ello la persona que recibe un silencio como respuesta, acaba en una situación obsesiva intentando darle un significado lógico a este silencio. Pero en el caso de un vampiro emocional, no lo hay, es simplemente manipulación para hacer daño, menospreciar y dominar.

Con esta técnica abusiva el depredador consigue un efecto devastador sobre su víctima y conseguirá que ésta intente varias veces ponerse en contacto con él, para intentar entender que es lo que ha sucedido para que haya este silencio repentino por su parte, porque esto te aseguro que ocurre de un día para otro y sin que realmente haya sucedido nada grave, la necesidad que tiene una persona empática y sana de entender que es lo que ha sucedido es tan grande que ésta llamará infinidad de veces para intentar hablar con su perpetrador y éste bloqueará las llamadas o no las responderá, esperando que la víctima vaya a buscarle a su casa, le escriba mensajes o correos electrónicos y él lo leerá todo pero no responderá a nada, esto le dará la sensación de tener un total control total de la situación y de tener una gran importancia para la víctima. Estará consiguiendo el suplemento narcisista que tanto necesita para vivir.

¿Como responde una persona sana ante un tratamiento silencioso?

Todas las personas sanas reaccionamos de la misma manera ante este maltrato psicológico y pasaremos por tres fases diferentes, al principio del tratamiento silencioso le preguntaremos al depredador: ¿que ha sucedido?, ¿que te pasa?, ?que tienes?, pues bien, nunca recibiremos una respuesta porque él quiere que pasemos al segundo paso, que es el de analizarnos y preguntarnos que es lo que hemos hecho y siempre encontraremos un motivo que nos culpabilizará a nosotras, dejando libre de culpas al verdadero verdugo y lo peor de todo es que acabaremos pidiéndole disculpas, es entonces cuando él sabe que nos hemos adoctrinado a pensar en la manera que él quiere que lo hagamos y es entonces cuando nuestro perpetrador nos levanta el castigo y nos vuelve a hablar. Pues bien, debes saber que él hace esto sabiendo perfectamente lo que está haciendo y del daño que está causando, lo hace deliberadamente para adoctrinarnos.

A los depredadores emocionales les encanta utilizar su silencio tóxico para atormentarnos ya que saben que permaneciendo lejos de nosostros, sin hacer nada mas, nosotros le damos ese combustible que ellos necesitan para sentirse bien, no debemos olvidar que son personas que están totalmente vacías interiormente y necesitan saber que sus víctimas están sufriendo para sentirse que son poderosos e importantes.. Ellos saben perfectamente que nosotros no vamos a decir «ya se le pasará», si no todo lo contrario, las personas empáticas llevamos muy mal el sentimiento de culpabilidad y este silencio tóxico nos llevará a sentirnos culpables de su alejamiento y haremos todo lo posible para repararlo, de manera que nos será imposible alejarnos y ellos esto lo saben perfectamente.

Una vez que una persona sana ha sido víctima de esta técnica de manipulación, evitará por todos los medios volver a vivirlo , ya que es una situación muy hiriente, así que estará siempre alerta para que no vuelva a suceder más, contentando siempre al depredador intraespecie, pero debes tener en cuenta que por mas que des, nunca será suficiente para él, su ansia de poder y de control son demasiado fuertes.

El tratamiento silencioso nos conducirá probablemente a otra técnica de manipulación muy útil para el vampiro energético, esta técnica es la obsesión.

¿ Cómo nos lleva el tratamiento silencioso a la obsesión?

Pues bien, las personas sanas tenemos la imperiosa necesidad de entenderlo todo y de saber los porqués de todo, cuando el depredador emocional no nos da la respuesta que queremos y necesitamos saber para poder avanzar y desvincularnos de él, empezaremos a analizar cada conversación y cada palabra que hemos tenido con él, estudiaremos minuciosamente lo que hemos dicho y como lo hemos dicho. De esta manera intentaremos analizar y entender sus respuestas. Esto nos conducirá directamente a una fijación y a hacernos mil preguntas mas y sacaremos mil hipótesis diferentes. Detrás de ello hay una respuesta y seguramente es una respuesta muy sencilla, pero la única persona que la puede dar es el perpetrador y este no nos la va a dar porque él quiere que tratemos de averiguar nosotros la respuesta y que le demos vueltas y más vueltas al asunto. Ahora seguramente te estarás preguntando porque la persona tóxica quiere esto ¿verdad? Pues la respuesta es realmente muy sencilla, mientras estamos pensando y analizando una situación, quedamos en un estado de paralización, queremos tener todas las respuestas, pero debemos saber que nunca las vamos a tener, los depredadores emocionales siempre se refugian en la oscuridad, en lo incierto y juegan totalmente con nosotros y con nuestra mente para conducirnos a este estado de obsesión, cuando pensamos todo el día en alguien, nuestra mente subconsciente se encariña de esta persona, de manera que cuando estamos todo el día pensando en lo que nos ha hecho o dicho nuestro perpetrador, lo que estamos haciendo es encariñándonos y apegándonos más y más a él, aunque realmente no nos estamos dando cuenta porque lo que sentimos es ansiedad y dicho sentimiento no nos deja ser conscientes de que nuestro apego al perpetrador está aumentando. Lo peor de todo, es que ellos si lo saben…

Cuando el psicópata, narcisista o sociópata te ha llevado al estado de obsesión con su silencio, se abren todas las puertas para que pueda manipularte totalmente ya que entras en un estado de preocupación y ansiedad el cual apenas puedes controlar y esto te debilitará muy rápidamente, por consiguiente cuando el depredador sabe que hemos llegado a este estado por él, adquiere más poder porque sabe que está perfectamente anclado a tu pensamiento, que estás pensando en él constantemente y esto le aporta un suplemento energético de 1ª.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.