tarot presencial en Barcelona
, , , , ,

El dolor de romper una relación psicopática.

Tarot Luz Divina - Tarot telefónico

Toda ruptura amorosa es dolorosa, pero todas ellas siguen un patrón normal y lógico, uno de los dos integrantes de la relación decide dejar la relación por un motivo X, durante un periodo de tiempo ambos lo pasan mal aunque es cierto que cada uno lo vive a su manera pero con el paso del tiempo, cada uno continua con su camino sin rencor, odio y sin ganas de hacer daño a la ex-pareja, tan solo se quiere pasar página de una manera armónica.

Pero cuando la relación amorosa es con un psicópata integrado nada es igual, la ruptura con este ser diabólico no es una ruptura normal, la depredación de la víctima de un psicópata es destructiva porque a estos seres diabólicos no les tiembla el pulso cuando hacen daño, pueden hacer las peores cosas con la mejor de sus caras y con la menor de las ansiedades porque no sienten miedo ni temor. El psicópata integrado es muy competitivo, disfruta ganando siempre, esto es fruto a que su ego es frágil y cuando ve que te puedes distanciar de él porque estás harta de aguantar sus malos tratos psicológicos y vejaciones, entonces le dará la vuelta a todo, convirtiéndote a ti en el verdugo y él se acogerá al papel de víctima y será él quien te deja porque no puede aguantar mas tus celos, las presiones que le haces supuestamente, serás la peor persona que ha conocido, etc, pueden ser muy variadas las escusas que pueda inventar para tocar tu empatía y generar en ti una profunda culpabilidad. Te dejará siempre de la peor manera y de la forma más dolorosa porque tras el abandono, los psicópatas buscan recibir una energía suplementaria de su víctima, como más dolor siente la víctima, más energía recibe el depredador, por ello pudiéndolo hacer bien, ellos deciden siempre hacerlo mal y generando el máximo drama y dolor.

Debes saber que muchas veces el psicópata integrado te deja o te descarta para jugar de una manera más perversa con tu mente, te dejan pero solo lo quieren hacer por un tiempo, para dejarte de esta manera totalmente devastada y confundida, volviendo después como si nada hubiera ocurrido. Con esto el consigue coger más poder y más control sobre ti, ya que esto provocará en ti un terrible terror a que se vuelva a alejar de nuevo e intentarás hacer lo que sea para retenerle junto a ti.

Si eres tu quien le dejas o te alejas, el depredador emocional sentirá su ego fuertemente dañado y agredido, esto hará que intente vengarse una y otra vez cuando menos te lo esperes.

Por ello la única salida que tienes para salir realmente de una relación psicopática, es el aplicar el contacto cero pues el único antídoto antipsicópatas que es efectivo, de lo contrario él intentará manipularte y cuando no te des cuenta volverás a estar dentro de algún tipo de relación con él de nuevo. Cuando pase el tiempo serás como un ser sin alma, es decir, serás un clon del psicópata, cuando estés totalmente vacía de energía y no le aportes ningún tipo de suplemento al psicópata, el desalmado te descartará definitivamente.

La relación sentimental con un psicópata es tan destructiva para las víctimas de estos vampiros energéticos, porque no les cabe en la cabeza, ni quieren aceptar que, en realidad, no existe ni nunca existió nunca, nada de amor en dicha relación amorosa por parte del depredador emocional, fue una relación unilateral en la que la única que dio siempre fue la víctima, sin recibir nada positivo, lo único que recibe la pareja de un psicópata son malos tratos psicológicos y manipulaciones.

El psicópata es un ser que necesita vivir del deseo sexual constante de su víctima. Si el vampiro energético se encuentra frente a una persona que no tiene deseo sexual o su deseo sexual ha disminuido, entonces el depredador emocional tendrá que fabricarlo y alimentarlo. La técnica que utilizarán para ello es la triangulación, esta estrategia se trata de poner celosa a la víctima con personas reales o ficticias, no siempre hay una persona real tras la triangulación, pero el psicópata se las arregla para que de la sensación que si hay un rival real, porque esto intensifica el deseo sexual de su víctima. De la misma manera utiliza la estrategia de la coqueta, esta estrategia se basa en negarse a tener relaciones sexuales con su víctima, se pondrá como un ser inaccesible para así frustrar los deseos de la víctima, es decir, se convertirá en un objeto prohibido o difícil y así intensifica el deseo sexual de la víctima por su psicópata. Esto lo hacen deliberadamente y sabiendo perfectamente lo que hacen y el efecto que tiene sobre la otra persona, pero sencillamente les da igual. A él simplemente le interesa nutrirse constantemente del deseo sexual y del sufrimiento de su víctima. Los psicópatas son grandes perversos sexuales y utilizan el sexo como un método de control sobre su víctima.

En las relaciones de pareja, el psicópata busca el poder psíquico y el sometimiento del alma de su víctima, que es lo que se denomina como violación del alma. La violación del alma busca un ejercicio abusivo del poder, pues al psicópata no le basta con tener el poder sino que necesita testar constantemente este poder en la relación de pareja, es decir, necesita contrastar que sigue teniendo el control de la relación. Por eso necesitan someter y anular completamente a la víctima y su alma y lo peor de todo es que realmente lo acaban consiguiendo.

El alma y la energía vital de la víctima acaba siendo absorbida totalmente por el psicópata que no es más que un agujero negro sin fondo.

La peor noticia que se le puede dar a una víctima es que su relación emocional ha sido con un psicópata y que ha sido una relación totalmente vacía de amor, que todo lo que ha vivido ha sido una manipulación por parte del psicópata, pero lo mejor que le puede pasar a la víctima es ser consciente de ello a tiempo, es decir, antes de ser destruida completamente por el psicópata, para poder empezar el camino hacia su sanación.

El camino de la sanación será difícil y habrá un elemento que obstaculizará dicha sanación que es lo que se denomina la amnesia perversa, por ello la víctima deberá buscar ayuda profesional, no tiene que ser a mi, puede ser a cualquier profesional que esté capacitado y preparado para acompañar a la víctima en este camino tan doloroso y escabroso.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.