lecturas de tarot telefonico sin gabinete, tarot presencial, fiable y económico.
, , ,

Arcano XIII, La muerte.

Tarot Luz Divina - Tarot telefónico

El arcano XIII denominado La muerte, es el arcano más temido por aquellos que acuden a una consulta de cartomancia para obtener una “adivinación del futuro”. Un velo de misterio adorna y rodea al tema de la muerte. El ser humano necesita salir de los espejismos, de las supersticiones, las filosofías enmarañadas y de las banalidades sociales para poder ubicarse en su vida, ya que no es posible comprender la vida si no penetramos en los secretos de la mal entendida muerte. Para que podamos acceder a la sabiduría de la muerte, no es suficiente con estudios esotéricos o con especulaciones metafísicas sino que todo nuestro ser, hasta nuestra última fibra, precisa hacer una transformación total.

Todas las filosofías espiritualistas se basan en la inmortalidad del espíritu, podemos denominar el espíritu como “el cuerpo divino”. Para ello nos podemos apoyar en el principio científico de “nada se crea, nada se destruye, todo se transforma”. A partir de la teoría de la relatividad de Einstein se ha demostrado que nuestra concepción de que el pasado ha dejado de existir, es incorrecta, pues existe lo que se ha llamado un continuo espacio-tiempo. Podríamos decir que nada puede ser borrado de la gran memoria universal, todo sigue y seguirá existiendo. Mueren solo las formas, se puede matar el cuerpo, pero no el espíritu. No sólo existe la muerte física, la renuncia interior a apegos y limitaciones es algo mucho más fuerte que la simple pérdida del cuerpo físico.

El arcano XIII es regente del signo astrológico Escorpio, la palabra de este signo astrológico es deseo y pertenece a la casa astrológica VIII (madre, lo oculto, lo inconsciente, vida-muerte, sueños, drogas, misterio, psicoanálisis, el más allá y el sexo).

El signo astrológico escorpio es un signo de agua, es femenino y está gobernado por Marte.

Físicamente escorpio rige los órganos genitales externos y el intestino grueso.

Escorpio es un signo sumamente energético y práctico por excelencia. Es tenaz y muy activo. Nunca abandona lo que se propone. Es valeroso, prudente y previsor. Escorpio es muy dueño de sí mismo, es calculador y muy hábil para defenderse en la vida.

Defectos de este signo: Sensualidad, carácter vengativo, envidioso, irritable, vanidoso. Sabe odiar mortalmente y es un terrible enemigo.

Los diferentes tipos de miedos que el ser humano carga con tremenda constancia están también regidos por el signo astrológico Escorpio. Siendo estas telas de araña internas las que hay que cortar con precisión y autocontrol. “Es preciso morir en un estado para nacer en otro… renovarse o morir”.

El metal de escorpio es el hierro, su piedra es el topacio y su color es el rojo intenso.

En la figura de este arcano vemos un esqueleto, pero está lleno y es de color carne (materia). Él se está riendo, esto nos anuncia que la muerte se ríe de nosotros, su brazo está torcido lo que nos está mostrando: “la muerte es retorcida”. El palo que lleva este arcano es amarillo (mente superior) pero la guadaña es roja lo que muestra la fuerza, coraje y el valor de este arcano, la muerte no respeta a nadie. Si nos fijamos bien en la figura podremos observar que la muerte se ha cortado el pie, ella solita con la guadaña.

La muerte es la finalización de un estado, pero el hecho en sí es meramente transitorio, pues ni la nada ni el vacío total existen. Morir a la pubertad es nacer al inicio de la madurez. Morir a la etapa de estudiante es lo que marca a un buen estudiante, pues el que suspende continuamente mantiene una dolorosa agonía en su etapa universitaria. El hecho en sí de la muerte es insustancial, pues es sólo el indicativo de que una etapa ha muerto y que otra va a empezar. La ley de la muerte en su sentido más amplio es una muestra más de la perfección de las Leyes naturales.

13 es el 10 + 3 y el 1 + 3, 4. Debajo de toda destrucción y de todo caos (13) hay un orden y una estructura (4). La muerte es la producción efectiva del sacrificio planteado  en el arcano XII El colgado. La Muerte no es caótica lleva una organización muy interna. Para que indique muerte física tiene que salir al menos otro arcano mayor.

En la figura vemos un esqueleto de color carne que no está vacío, la muerte tiene su poder sobre la materia, solo muere lo que ha nacido, esto es completamente cierto, muere el cuerpo, no muere el espíritu.

La guadaña roja sesga la vida física, la parte material. El suelo es negro porque es el reino de la muerte, hay cabezas y miembros por todo el suelo. Todos somos iguales ante la muerte.

Ella mira hacia el lado derecho, el futuro, siempre está segando, se va camino a la muerte. El palo es amarillo porque son las leyes superiores, las que reglamentan la muerte.

La muerte es la apertura del umbral de otro plano, es decir, es una transmutación.

La muerte simboliza el señor del tiempo, el Dios de la oscuridad, el más allá, el esqueleto, la guadaña y a los dioses Chronos y Saturno. Saturno es el símbolo del tiempo, el que todo lo puede y con todos acaba. A Saturno se le representa como un anciano seco, triste y descarnado, sosteniendo una hoz o guadaña que significa que el tiempo lo cambia y lo destruye todo. La carta de la muerte hay que interpretarla como un cambio, una transformación, una nueva etapa o nueva vida además de la propia muerte física, precedida de un periodo más o menos estático en que todo se para. Este arcano señala cambios, transformaciones, traslados y nuevas situaciones inesperadas y obligadas por las circunstancias. También nos habla de enfermedades, accidentes, pérdidas monetarias, intervenciones quirúrgicas y muerte en el peor de los casos. Se refiere a fracasos, pérdida de empleo, carencia de seguridad financiera. Enemigos que están causando o causarán problemas. Roturas de pactos sociales, luchas familiares y muertes o destrucción de un negocio.

Hay caminos en la vida que son necesarios vivirlos y andarlos para que el ser humano pueda liberarse de las cadenas pesadas, pero estos caminos o experiencias frecuentemente suponen sufrimiento. El pretender estar siempre dentro de los lindes de lo cómodo es una traba para los estados de autorrealización y profundización en uno mismo.

Si en una tirada de Tarot aparece el naipe número XIII nos está avisando que no es un buen momento para crear una empresa o negocio, sea de la índole que sea y hay que actuar con la máxima cautela.

Mitológicamente este arcano está conectado a Shiva, la tercera persona de la trinidad cósmica de los hindúes, comúnmente llamado el destructor.

Shiva en el hinduismo es la diosa de la sexualidad y la regeneración a la vez que de la construcción. Shiva destruye todo aquello que es un estorbo para la realización de la verdadera misión de la vida. La evolución de las formas y la ampliación de la conciencia.

Lámina derecha, posibles respuestas.

Este arcano supone la superación satisfactoria de una crisis de los mundos interiores, cuyas experiencias son tan reales como la salida o la puesta del sol.

Después de un intenso proceso de transmutación humana se logra aumentar las  potencialidades personales conscientes y la individualidad gana en potencia generadora.

Las pasiones se han podido transformar en ideales y las energías físicas en potencialidades psíquicas.

En plano mental y espiritual:

Crisis, transformación. Estar mal con uno mismo. Camino a lo desconocido, ignorancia, incongruencia, contradicción. Tus ambiciones serán cortadas. Fracaso, pérdida de la personalidad, pérdida de empleo, pérdida de amistades. Fin, cambio repentino. Huella fuerte en el espíritu, resignación y desapego.

Tristeza. Depresión. Tristeza interior. Soledad. Crisis emocionales y melancolía.  Cambio por corte de ligaduras, cambio radical irreversible.

Transmutación. Corte radical. Renovación de ideas. Anuncia que algo va a aparecer y lo transformará todo.

Transformación y cambios. El hombre se ha encontrado a sí mismo. El hombre se despoja de la máscara de la personalidad, la muerte del yo. Dispersión de afectos.

En plano afectivo.

Corte. Fin de ilusiones y esperanzas. Agresividad. Muerte de un amor o afecto. Rotura sentimental. Divorcio. Separación. Viudez. Crisis, incomprensión, transformación o cambio en las relaciones de la pareja. Crueldad mental del uno al otro. Dominio del uno al otro.

En plano práctico:

Muerte física. Detención de cualquier asunto pero para transformarse.

En salud:

Enfermedad grave o muerte.

En plano económico:

Crisis en la empresa. Catástrofe, desgracia, malversación de fondos, estafa, engaños y peligro al despido.

En plano familiar:

Enfermedad grave. Accidente grave. Crisis familiar seria. Huir de la familia.

Lámina invertida, posibles respuestas.

El proceso de involución interior es más bien putrefactivo, la psiquis sólo está puesta en pasiones frenéticas y de hecho es el que el “yo interior” busca.

El retorno y el equilibrio natural total tendrán que pasar por múltiples y sucesivas purificaciones de lo interno, separando lo denso de lo sutil.

Cambios y transformaciones ligeros o lentos. Cambio de domicilio por necesidades profesionales.

Está colgado, algo pendiente. El asunto está en punto muerto. Interceptado. Nunca anuncia cambios sino paro. Enemigos conocidos que siguen conspirando.

En salud:

Puede evitarse, detenerse, pero la enfermedad es incurable.

Inclinación al suicidio (junto el colgado). Neurosis graves. Obsesiones. Fijaciones psicóticas. Pánico ancestral a la muerte. Depresiones.

En plano afectivo.

Impotencia y falta de virilidad. Renuncia a lo sexual. Hay que solucionar situaciones del pasado. Rompimiento definitivo de las relaciones de matrimonio.

En plano mental y espiritual:

Estar mal con uno mismo, pero con hundimiento, la negación, crisis espiritual. Rompimiento del pasado. Se acaba la crisis. Muerte espiritual. Hundimiento psíquico. Trauma psíquico. Caos mental. Amoralidad. El consultante anda con muy mal ánimo, gran pesimismo, cambios lentos, trabajo que no llega. Salvamento apurado de un accidente.

En plano económico:

La empresa se hunde.

En plano familiar:

Rotura con la familia. Muerte de alguien de la familia.

 

La muerte más la torre, los dos arcanos juntos nos puede indicar un accidente mortal.

La muerte junto el carro, los dos arcanos juntos nos pueden indicar muerte física o muerte de algo.

Conóceme en You Tube:

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.